Al final de la escalera de Eleanor Rigby

Al final de la escalera de Eleanor Rigby

¿Y si el amor tocara a tu puerta… literalmente? ¿Lo invitarías a pasar? Alison Bale no vive en el edificio número trece de la calle Julio Cortázar, pero gracias a su clínica de psicología, ubicada en el ático, forma parte de la comunidad. Sabiendo cómo se las gastan los vecinos, sabía que era cuestión de tiempo que los Román, ansiosos por ver volar a su hijo casi cuarentón, divorciado y gamer, le pidieran auxilio para echarlo de casa.

Bajo el mismo techo de Eleanor Rigby

Bajo el mismo techo de Eleanor Rigby

Cuidado con lo que deseas, porque podrías conseguirlo… y no de la forma que esperabas. Salvo por un grupo de vecinos cotillas que se ha propuesto averiguar todos sus secretos (y no son pocos), Susana vive tranquilamente con su hijo de doce años en la calle Julio Cortázar… hasta que la casualidad se empeña en hacerla tropezar una y otra vez con el mismo metro noventa de prejuicios y soberbia.

Desde mi ventana de Eleanor Rigby

Desde mi ventana de Eleanor Rigby

Cuando quieres estar cerca de alguien, ser solo su vecina puede no ser suficiente. Mientras los residentes de la comunidad vecinal especulan sobre la orientación sexual de Óscar, el nuevo inquilino del 4º, Eli fantasea con él en secreto… o no tan en secreto. Una ventana le permite espiarlo cuando siente que la tentación es demasiado fuerte.